La llama doble. Octavio Paz

Octavio Paz en La llama Doble nos dice que sexo, erotismo y amor son tres conceptos complementarios que dan como resultado el verdadero amor, éste que implica al cuerpo, a la imaginación y al deseo de posesión de un ser por completo. Paz establece un mapa al regalarnos una flor como coartada. Las raíces de esta metáfora representan el sexo. El poeta distingue entre la sexualidad animal y la sexualidad humana que no se fundamenta, solamente, en la reproducción sino que se alimenta del erotismo que persigue desviar el impulso sexual reproductor para transformarlo en una representación. De antemano aceptemos que, la sexualidad, más allá de cualquier inclinación ideológica es, indiscutiblemente, centro de la experiencia humana, desde la fisiología hasta la mística. El tallo de la flor es el erotismo, la capacidad de desear a la distancia, no se constriñe a un escenario como en el caso de la pornografía ni requiere de la vista como aliada pues el sitio puede ser el espacio flotante de la ensoñación donde el deseante reconstruye recuerdos y organiza fantasías. “El erotismo es sexualidad transfigurada: metáfora” (Paz1994) Algo más allá de la realidad que la origina. De estos dos componentes: flor y tallo, surge el amor.

http://www.razonypalabra.org.mx/N/N77-2/07_Freyman_M77-2.pdf

photo by: kevin dooley

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me