Ningún borde, ningún final del mundo . Hélène Dorion

Ningún borde, ningún final del mundo.

La mano posa sus caminos

en el cuerpo, como una boca

la mano como una palabra

mezclada de silencio.

Vuelve a ser posible

un canto que nos realiza.

 

 

http://elarlequindehielo.obolog.com/bravisima-poesia-helene-dorion-224773

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me